La Heroica Resitencia de nuestro pueblo, inició con  los Indígenas 

La heroica resistencia de los pueblos indígenas asentados en los actuales territorios de la República de Nicaragua, manifestó una arraigada tradición de lucha: inteligente, tenaz, valiente y combativa, la cual se prolongó en el tiempo, tomó diversas expresiones y mantuvo su firmeza al rechazar siempre la esclavitud y la sumisión como opción de vida. 

Fueron los valientes Caciques Diriangén y Nicarao, los que se enfrentaron a la tripulación de Gil González, estos hechos significaron un violento proceso de conquista. Diriangén se enfrentó a los españoles, organizando a más de cuatro mil guerreros que atacaron a los españoles para obligarlos a salir de sus tierras. 

La historia nos recuerda que han existido en este país personas que defendieron nuestra integridad e identidad. La heroica resistencia de nuestro pueblo, inició con  los indígenas que con la llegada de los saqueadores y asesinos españoles. Aproximadamente seis años duró la resistencia de los indígenas, quienes dieron una dura batalla contra el exterminio español, muchos de ellos fueron esclavizados, abusados y maltratados.

En sus defensas los Indígenas utilizaban el grito, los tambores y cantos medio que funcionaba para transmitir miedo al enemigos. El rechazo a la esclavitud y robos por parte de los indígenas se convirtió en rebelión y como respuesta fue más represión. 

En el año 1725, se produjo otra sublevación del pueblo de Sutiaba y otros poblados indígenas aledaños como el Laborío, en la ciudad de León; el motivo de la sublevación fue el arrebato de sus cosechas de maíz y otros productos, por parte de las autoridades españolas. Los sublevados resistieron por mes y medio antes de ser masacrados por los españoles. 

Otra manifestación de rebeldía fue la del Cacique Yarrince, del grupo étnico de los Boacos, quien se sublevó en 1777, desarrollando una ofensiva desde el Caribe hacia los valles de Chontales y Matagalpa. 

Estas manifestaciones de resistencia indígena se constituyeron en expresiones motivadoras que marcaron la conciencia combativa de los grupos autóctonos, en pro de la justicia y la libertad, anhelos que estuvieron presentes en diversos momentos de la historia nacional y particularmente en los pueblos de León, Masaya, Granada y Rivas, impulsando las acciones pre independentistas entre los años 1811 y 1812. 

El Cacique Diriangén y Nicarao, son nombrados Héroes de Nicaragua

Actualmente, la Asamblea Nacional aprobó la “Ley que declara Héroes Indígenas de Nuestras Luchas Antiimperialistas al Cacique Diriangén y Cacique Nicarao”. 

La Ley se fundamenta en la lucha de los Caciques contra Gil González y su tropa, como las primeras manifestaciones de combate organizado, encarnizado y tenaz para enfrentar a los invasores. También se reconoce el espíritu guerrero de nuestro pueblo contra todo sistema de sometimiento político e ideológico, de quienes venían a establecer su colonia de forma brutal y genocida con la cruz y la espada. 

Sus luchas, son Herencia de Valentía y Coraje

Para nadie es un secreto que por la posición geográfica de nuestro país y sus riquezas naturales, ha sido centro de saqueos, de robos y dominación de países europeos y americanos, así como las intervenciones militares. 

Después del cacique Diriangén, conocimos la pedrada mortal de Andrés Castro, en aquella lucha tenaz de La Batalla de San Jacinto, y la herencia de lucha que le permitieron a Benjamín Zeledón morir de pie, pero nunca como esclavo. Y como una amanecer oscuro, las tropas estadounidense seguían interviniendo en nuestras tierras y nuestra libertad. 

Con Benjamín nació la valentía de miles de jóvenes y adultos, entre ellos se encuentra el General Sandino, que desde muy jóven fue testigo de los abusos, su hazaña permitió retirar la tropas imperialistas de nuestros pueblo.  

Así mismo, nació el ingenio del miope, ojos azules el comandante Carlos Fonseca Amador, heredero del pensamiento de Sandino, que luchó por defender nuestra soberanía y junto a Tomás Borge, Silvio Mayorga fundaron el FSLN, movimiento que respalda la voz de todos aquellos que no se dejaron amedrentar por ningún extranjero que se cree dueño de nuestra soberanía. 

A siglos de distancia, el enemigo sigue siendo el mismo, el pueblo de Nicaragua seguirá luchando por su libertad y rescatando la memoria de nuestros Héroes y Mártires, ¡No pasarán!.

| Publicaciones Recientes

| Redes Sociales